Cirugía de la Obesidad




CIRUGÍA DE LA OBESIDAD EN ANDALUCÍA

CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA

Telf. 954 330 100
¡ Te llamamos nosotros!

¿Qué es la resección laparoscópica de colon?

Es una cirugía de mínima invasión realizada a través de pequeñas incisiones en la pared abdominal a través de las cuales colocaremos unos instrumentos que nos permitirán realizar la cirugía del colon.Según cuál sea el tipo de procedimiento, los pacientes pueden irse del hospital en unos pocos días y volver a actividades normales más rápidamente que los pacientes que se recuperan de la cirugía abierta.
En la mayoría de las resecciones laparoscópicas de colon, los cirujanos operan a través de cuatro o cinco incisiones (0.5-1cm) observando el interior de la cavidad abdominal a través de una imagen magnificada de los órganos internos del paciente en una pantalla de televisión. En algunos casos, es posible que se alargue una de las pequeñas aberturas hasta medir 4-5 cm a fin de completar el procedimiento.

¿Cuáles son las ventajas de la resección laparoscópica de colon?

Los resultados pueden variar según el procedimiento que se use y la condición general del paciente. Las ventajas comunes son:
• Menor dolor posoperatorio
• Puede acortar la estadía hospitalaria
• Recuperación de la función intestinal normal más rápida
• Menor tiempo de reincorporación a sus actividades habituales y laborales
• Mejores resultados cosméticos

 ¿Es usted un candidato para la resección laparoscópica de colon?

Si bien la resección laparoscópica de colon presenta muchos beneficios, es posible que no convenga para algunos pacientes. Es necesaria la opinión realizada por un cirujano especializado experto en resección laparoscópica de colon a fin de averiguar si dicha técnica es la más apropiada para usted.

¿Qué preparación se requiere?

  • PRUEBAS DIAGNÓSTICAS NECESARIAS:
    La mayoría de las enfermedades de colon se diagnostican mediante una de dos pruebas: una colonoscopía o un enema de bario. Un colonoscopio es un tubo blando y flexible cuyo grosor se asemeja al de un dedo índice que se inserta por el ano y luego se lo hace recorrer todo el intestino grueso. Un enema de bario es una radiografía especial donde un líquido blanco que parece “licuado con leche” se echa al recto y mediante el uso de presión suave se lo empuja por todo el intestino grueso. Estas pruebas permiten al cirujano ver el interior del colon. A veces puede hacer falta una tomografía axial computada (TAC) del abdomen. Antes de la operación es posible que se pidan otras pruebas tales como análisis de sangre, electrocardiograma o radiografía de tórax.


  • PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA:

• La preparación preoperatoria incluye análisis de sangre, evaluación médica, radiografía de tórax y un electrocardiograma dependiendo de su edad y su condición médica.
• Después de que su cirujano repase con usted los riesgos y los beneficios potenciales de la operación, será necesario que proporcione una autorización escrita (consentimiento informado) a fin de que se le practique la cirugía.
• Es posible que haga falta una transfusión de sangre y/o de productos sanguíneos dependiendo de su condición. Se le realizará una extracción de sangre para valorar su grupo sanguíneo.
• El recto y el colon deben evacuarse por completo antes de la cirugía. Por lo general, el paciente debe beber una solución especial para limpiar el intestino. Es posible que deba mantener los días previos a la cirugía una dieta líquida,tomar laxantes y/o enemas indicados por su cirujano antes de la operación
• Después de la medianoche de la noche antes de la operación, no debe comer ni beber nada, salvo las medicaciones que su cirujano le haya dicho que se le permite tomar con un sorbo de agua la mañana de la cirugía.
• Se le recomienda que se dé una ducha la noche anterior o la mañana de la cirugía
• Fármacos tales como aspirina, anticoagulantes, antiinflamatorios (medicamentos para la artritis) y vitamina E deben suspenderse durante varios días y hasta una semana antes de la cirugía

¿Qué ocurre si la operación no puede realizarse o completarse por vía laparoscópica?

En algunos pacientes no se puede realizar el método laparoscópico. Entre los factores que pueden aumentar la posibilidad de optar por el procedimiento “abierto”, o de convertir a dicho procedimiento, se incluyen:

• Obesidad
• Una historia de cirugía abdominal anterior que produjo tejido cicatrizal denso
• Imposibilidad de visualizar los órganos
• Problemas de sangrado durante la operación
• Tumores grandes.
La decisión de realizar el procedimiento a cielo abierto se determina a criterio de su cirujano ya sea antes o durante la operación misma. Cuando el cirujano siente que es más seguro convertir el procedimiento laparoscópico en abierto, no se trata de una complicación, sino más bien de una decisión quirúrgica sensata. La decisión de convertir a un procedimiento abierto se fundamenta estrictamente en la seguridad del paciente.

¿Qué puede esperar después de la cirugía?

Después de la operación es importante que siga las instrucciones de su médico.Se le anima a que se levante de la cama el día después de la cirugía y que camine. Esto ayudará a disminuir sus dolores musculares y a restablecer el tránsito intestinal.
Es probable que pueda retomar la mayoría de sus actividades normales al cabo de una o dos semanas. Entre dichas actividades se incluyen: darse duchas, conducir su automóvil, subir escaleras, trabajar y tener relaciones sexuales.
Sería necesaria una revisión médica antes de cumplirse las dos semanas siguientes a su operación.

¿Qué complicaciones pueden ocurrir? 

Estas complicaciones incluyen:
• Sangrado
• Infección
• Fuga o dehiscencia de la anastomosis intestinal
• Lesiones a órganos adyacentes tales como el intestino delgado, el uréter o la vejiga
• Dehiscencia de la pared abdominal e incluso Evisceración

¿Cuándo debe llamar a su médico?

Llame a su médico o cirujano si se le presenta alguno de los síntomas siguientes:
• Fiebre por encima de 101ºF (39ºC) que no cede
• Sangrado rectal
• Hinchazón abdominal que va en aumento
• Dolor que no se alivia al tomar sus medicaciones
• Náusea o vómitos persistentes
• Escalofríos
• Tos persistente o falta de aliento
• Drenaje purulento (pus) de cualquier incisión
• Enrojecimiento alrededor de cualquiera de sus incisiones que se empeora o se agranda
• Imposibilidad de comer o de beber líquidos

(La presente información procura proporcionar una idea general de la cirugía laparoscópica de colon. No pretende reemplazar la atención médica profesional ni la conversación entre usted y su cirujano en cuanto a la necesidad de que se le haga una cirugía laparoscópica de colon. Las recomendaciones específicas pueden variar de un profesional de la salud a otro. Si tiene alguna pregunta referida a su necesidad de cirugía laparoscópica de colon, sus alternativas, la facturación o la cobertura del seguro, o sobre la capacitación y la experiencia de su cirujano, no dude en preguntarle a dicho cirujano o al personal de su consultorio al respecto. Si tiene preguntas en cuanto a la operación o el control subsiguiente, se le ruega que hable de dichos temas con su cirujano antes o después de la operación).

VOLVER

subir

Nota Legal